3° Congreso Internacional de Literatura para Niños

11 y 12 de octubre 2012 / Primera edición binacional

Jueves 11 – Crónica del Congreso LIJ 2012

Por Adrián Vernazza.-

Por fuera, una mañana otoñal. Por dentro, miles de volúmenes endulzados por el susurro suave, melancólico y poético de Luis Alberto Spinetta, homenajeado en la sala Leopoldo Marechal de la Biblioteca Nacional. Esta noble institución lleva adelante la ardua tarea de preservar y difundir el que quizás sea uno de los  mayores tesoros de cualquier sociedad moderna: su cultura literaria.  Difícil imaginar un ámbito más apropiado para participar de este III Congreso Internacional de Literatura para Niños, organizado por Editorial La Bohemia. No sabemos si el ambiente logrado resultó fruto de la casualidad; aun así,  la atmósfera era inmejorable.

El extenso y variado programa impuso un dinamismo poco habitual en este tipo de eventos, y les dio la posibilidad a todos los invitados de poder participar de manera activa en las diversas exposiciones y debates llevados a cabo de manera simultánea.

La primera página de este Congreso estuvo a cargo de Roberto Igarza, profesor docente  con un amplio bagaje de investigación acerca de las nuevas formas de consumo cultural. La Sala Jorge Luis Borges lució colmada y atenta  ante  una impecable exposición acerca de  cómo los medios masivos de comunicación y los diversos dispositivos tecnológicos actuales (teléfonos móviles, computadoras, tablets) generan y exigen su propia lectura, su conocimiento y decodificación. Resultó muy interesante que en ningún momento se mencionaron las palabras exclusión o negación frente a  los constantes avances tecnológicos y los cambios en los hábitos de comunicación y lectura. Por el contrario, el discurso hizo reflexionar a todos acerca de las diversas maneras de interpretar, comprender o leer a las nuevas generaciones. En síntesis, una muy interesante propuesta frente a una nueva manera de comunicarse que  se encuentra en constante expansión.

Docentes, bibliotecarios, editores y escritores, de Argentina y de diversos países limítrofes, escucharon atentamente y plantearon diversas inquietudes, desde la problemática de una pequeña biblioteca desorganizada hasta un plan de trabajo mancomunado a nivel nacional. Todos coincidieron en lo mismo: es necesario implementar políticas de inclusión e información, acordes con los cambios socioculturales en los hábitos de la comunicación.

Seguido de esta excelente apertura, Sergio Etkin y Margarita Sacks, entre otros, expusieron diversos trabajos de lectura y análisis acerca del libro álbum, su estética y el trabajo y organización de lectura que este requiere.

Luego llegó el turno de mudarse a la Sala Juan L. Ortiz. Allí, Adriana Redondo y Daniela Allerbon exhibieron, ante una variada concurrencia, los resultados de la Encuesta Nacional de Lectura, llevada a cabo por la Universidad de 3 de Febrero. En esta se vieron volcadas las respuestas a las 135 preguntas formuladas a personas mayores de 18 años. Este estudio comparativo comprende el período 2001-2011 y arrojó datos realmente sorprendentes: aumentaron la cantidad de lectores y el tiempo de lectura. Contrariamente a lo que la mayoría supone, la lectura digital no ha desplazado ni minimizado a aquella sobrepapel. El mayor porcentaje se concentra en diarios y libros. La lectura responde a la necesidad de informarse y entretenerse. Curiosamente, el tiempo promedio dedicado a esta actividad es de aproximadamente 15 minutos diarios, cualquiera sea el medio. Desde el 2001 hasta la actualidad, la población lectora trepó hasta el 96%.

Para finalizar este primer día, volvimos a ocupar la Sala Augusto Cortázar. Allí, la literatura exhibió su faceta solidaria e inclusiva gracias a la lectura en contextos sociales significativos y cerrados. Los numerosos expositores dieron claras muestras de la importancia de la literatura como herramienta de inclusión social, fundamentalmente en adolescentes de entre 16 y 18 años de edad. Un trabajo arduo pero con excelentes resultados, donde se mezclan personajes de la literatura gauchesca y códigos callejeros, los cuales enriquecen la actividad en los talleres literarios.

En otro contexto, y como cierre de la charla, se debatió acerca de la función del libro como nexo entre madre e hijo, a través de la lectura durante el período de embarazo, utilizando una técnica similar a la desarrollada por locutores radiales, con variaciones en los tonos de voz para transmitir la literatura a un pequeño receptor, quizás escritor en un futuro cercano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 14/10/2012 por en cronicas, Edición Buenos Aires 2012.

Acerca del Congreso

A %d blogueros les gusta esto: